Noticias

Conoce la actualidad de nuestro mercado

¿PENSANDO EN RENTAR UNA PROPIEDAD COMERCIAL EN LA ANTIGUA GUATEMALA?

Parte de la magia que posee la Antigua Guatemala es precisamente que cuenta con reglamentos estrictos que ayudan a resguardar su arquitectura y ordenamiento.

Diariamente recibimos requerimientos de clientes interesados en rentar propiedades comerciales en la Ciudad Colonial. Muchos de ellos están muy orientados en el tipo de lugar que necesitan para montar su negocio; sin embargo, no todos tienen conocimiento de los pasos que deben dar para rentar éste tipo de propiedades en la Antigua Guatemala.

Nuestra inmobiliaria les brinda el acompañamiento preciso a todos los clientes y en particular a los clientes que se interesan por éste tipo de propiedades ya que en la Antigua Guatemala existen reglamentos que deben seguir para obtener el permiso municipal para aperturar su negocio.

¿Qué debe saber un cliente previo a rentar una propiedad comercial en la Ciudad Colonial?

Lo primero que debe saber es que existe un reglamento municipal que delimita las áreas comerciales en la Antigua Guatemala. Dicho reglamento señaliza un área de restricción máxima (Casco Urbano) y puntualiza qué calles y avenidas son consideradas como corredores comerciales, e indica qué tipo de negocios son permitidos en ciertas zonas.

Segundo, debe estar anuente a acudir a la Municipalidad y solicitar información respecto al proceso que debería seguir para aperturar su negocio. Las indicaciones podrían variar dependiendo el tipo de negocio que es. Este paso es importante ya que el cliente debe tomar en consideración el tiempo que pueda llevarle el trámite.

Solicite la asesoría de un agente profesional de bienes raíces en la Antigua Guatemala, contacte a los agentes de RE/MAX Colonial. PBX 78824046, info@remaxcolonial.com.gt

El documento completo pueden encontrarlo y descargarlo en la página de la Municipalidad http://muniantigua.gob.gt/download/reglamento-de-localizacion-de-establecimientos-abiertos-al-publico-en-la-zona-de-restriccion-maxima/

Por Jeannefer Bernardez